Resumen de nuestro viaje por China

resumen de china

China nunca había sido uno de mis destinos predilectos. Ni siquiera me había planteado ir y, aunque no dudaba que pudiera tener mucho que ofrecer, había mil lugares que situaba por delante en mi lista de próximos destinos. Sin embargo, como a veces pasa, la vida nos puso una oportunidad por delante que no pudimos rechazar… y ahí que fuimos, respondiendo de nuevo sí a este desafío…

¿Y si… vamos a China?

Como ya he comentado en otras publicaciones, nos plantamos en China con la mochila llena de estereotipos que más tarde, algunos se confirmarían y otros, nos darían una lección de humildad. No voy a entrar en detalles porque para eso, ya me he extendido bastante en los post que ahora os cuento… pero sí que puedo decir que China me sorprendió. Me gustó bastante más de lo que esperaba y, lejos de encontrarme a personas “desagradables”, “sucias” o “maleducadas” como había leído en mil lugares y me habían contado, me encontré con otro mundo en el que nosotras éramos las extrañas. Me explico, tendemos a tomar como referente nuestra realidad con los valores que la comprenden… pero eso no significa que lo diferente sea peor, o ni siquiera malo. Simplemente es distinto.

China me sorprendió: me llevo como recuerdo haber viajado al futuro en Shanghai, una ciudad vanguardista pero, tan bien estructurada que nunca llegas a creer que viven 24 millones de habitantes. De hecho, pienso que pese a la distancia con mi casa, creo que es una ciudad que ofrece todas las comodidades que espero de un lugar en el que residir, podría vivir ahí a gusto. Beijing me enseñó su parte más auténtica, la de los templos milenarios y tradiciones ancestrales. Me mostró cómo abrir la mente un poquito más y, desde luego aprendí más si cabe, la importancia de no contaminar: cuán afortunados somos y qué poquito lo valoramos. Por último, en Hong Kong tuve una curiosa sensación de “sentirme en casa”, pero a miles de kilómetros de distancia. Tras haber visitado dos ciudades que, poco o nada, tienen que ver con lo que estoy acostumbrada y donde me costó comunicarme… llegamos a ese pedacito de Europa que es Hong Kong y sentí la tranquilidad del que vuelve a territorio conocido, pese a no haber estado allí nunca.

Os cuento todos los detalles aquí:

SHANGHAIHONG-KONGbeijing

 

 

 

 

 

curiosidadesconsejos

Periodista especializada en Marketing Digital y nómada empedernida por naturaleza: YSIFLY es el lugar en el que hablo sobre mis ganas de no quedarme con las ganas de nada

Deja un comentario